La fuerza aérea suiza

En el ejercicio de este año nuestro colaborador fue el único autorizado a estar presente en el mismo, y es por ello que ofrecemos las imágenes del despliegue de forma exclusiva. Con la fantástica cooperación de la Fuerza Aérea Suiza, realizó el reportaje fotográfico desde un helicóptero dispuesto para poder fotografiar las distintas evoluciones del ejercicio "de la manera más realista y cercana posible", despegando momentos antes de que el ejercicio empezara. Con todo el equipo encima, abordamos el "helico" disfrutando de esta experiencia del vuelo en este escenario y con un tiempo magnífico para el vuelo.



Alrededor de las 9:00, hora local, el primero de los F/A-18s de la Fuerza Aérea suiza aparece súbitamente, en una trepada desde el fondo del valle, dejando detrás una llamarada en su espec-tacular entrada en el horizonte de la cordillera.



Desgraciadamente, la niebla presente en el lugar este día, obligó al caza a realizar una "carrera seca", es decir, el F/A-18 sólo hizo una pasada, sin realizar su ejercicio de tiro.



Aviones de la fuerza aérea suiza



Por estas mismas condiciones en la "meteo" la aparición prevista de los F-5 de la Fuerza Aérea Suiza se retrasa, para finalmente anular la salida, por lo que esperamos en nuestro transporte una segunda pasada de los Hornets. Desde nuestra posición, vemos de nuevo cuatro aviones despegando desde la cercana base de Meiringen. Pero esta vez las condiciones meteorológicas, son, si cabe, peores que en la anterior intentona, por lo que de nuevo, vuelo, entrada en postcombustión y vuelta a la base sin hacer ni un solo disparo. La meteorología no coopera mucho, tanto que finalmente el mando de la operación decide cancelar el ejercicio.



Es jueves tenemos la esperanza de que se cumpla la promesa de un "día redondo". El día empieza, de nuevo, con la súbita aparición de los Hornets, en esta ocasión son tres los aviones que participan en el ejercicio. Y, finalmente, el F-5 realiza un brusco giro y comienza a disparar a sus tres objetivos, como se de tres pequeños pájaros se tratara. Cogidos por sorpresa, sólo uno de los tres Hornets tiene tiempo de zafarse del disparo con una rápida acción, y detrás de nosotros oímos un auténtico "bramido" que surge del valle. Sólo se oye una palabra ¡¡Guau!!



Tras la espectacular maniobra del avión - los suizos lo llaman solo display y es el ejemplar que utilizan en todos los festivales aéreos- y tras el almuerzo, otros cuatro Hornets vuelven a dejar "la arena".


Mientras, los invitados "VIPs" son trasladados de nuevo al Cougar para seguir las evoluciones del ejercicio, y de forma repentina, un manto de nubes vuelve a cubrir el valle, dejándolo sin visibilidad alguna. Una vez más la exhibición tiene que ser cancelada debido a la poco solidaria "climatología" alpina, que vuelve a impedir las evoluciones de los aviones en el aire..



Tristemente las nubes acaban con la promesa de un día de sorpresas.

Entendiendo perfectamente la decisión, recogemos los bártulos después de haber vivido una experiencia inolvidable y esperando poder compartir otro Axalp el año que viene, eso si, con mejor tiempo.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal